Concierto Dalma en A Coruña

Sergio Dalma llenó el pasado sábado de romanticismo el Palacio de la Ópera de A Coruña, con su recorrido por las inolvidables baladas italianas incluidas en su nuevo disco “Vía Dalma lll”. Y es que el catalán ya tenía a sus pies a un recinto abarrotado desde el inicio de los primeros versos de “Toda la vida”, tema con el que abrió el concierto con una gran ovación de su apasionado público. Continuó con “Necesito un amigo” y el conocido “Solo tú”, haciendo gala de una elegancia innata sobre el escenario y encandilando a sus fans con su mirada y eterna sonrisa. Y es que ya lo avisaba una voz en off al inicio del concierto ‘Bienvenidos a una velada romántica, una noche dedicada al amor‘ y eso fue lo que se respiró durante la mayor parte del show.

 

En este momento Sergio quiso hacer un tributo a la radio, ‘en estos tiempos en los que la gente está más pendiente de las redes sociales, la radio ofreció grandes momentos a toda una generación‘ acompañado de una vieja radio a su lado interpretó “Mía”. Con el respaldo de una gran banda formada por una corista, dos guitarras, bajo, batería, y con la dirección musical de Miguel Ángel Collado al piano, siguió recordando esas bellas canciones italianas por las que Sergio Dalma siente devoción, como “Te amo” o “Bella sin alma”. El artista logra reunir a un público de todas las generaciones que sucumben a esa inimitable voz llena de pasión, cantando “El mundo” o “Tú”, que con su ritmo hizo poner a todo el público en pie.

 

El escenario se oscurece y unas farolas se iluminan imitando una calle por la que pasearon Sergio y su corista Alicia Araque, mientras interpretan a dúo una hermosa “Sábado por la tarde”. Llegaba el turno de su nuevo single “Yo que no vivo sin tí”, seguido del ritmo swing de la famosa “Volare”. Presentó el tema “Amores” como su canción más especial del nuevo disco, ‘un tema que habla de esos amores que pasan de puntillas y otros que dejan huella‘. Tras estos momentos llenos de nostalgia el ritmo de “Este amor no se toca” y “Será porque te amo” llenó de calor el Palacio de la Ópera totalmente entregado a un Sergio muy atento y cariñoso con sus fans.

 

La corista Alicia fue la encargada de interpretar magistralmente “Solo para ti”, acompañada a solas del piano y arrancando una gran ovación. Tras “Esa chica es mía” llegaba el clásico “Bailar pegados”, reinventada con una suave base jazz que hizo las delicias de sus fans de toda la vida. Con “Tú y yo” Sergio se bajó del escenario y cantó el tema paseando entre todo el público, lo que provocó el entusiasmo de la gente por tener tan cerca a su ídolo. Tras presentar a la banda de una forma novedosa, con una fotografía de cada miembro del grupo en la pantalla, con bromas y risas incluidas sobre lo fotogénico de alguno de los músicos, continuó el concierto con “Recuerdo crónico”, “La buena suerte” y “La vida empieza hoy” con el Palacio convertido ya en una auténtica pista de baile. Con “Gloria” intentan despedirse pero el público no paraba de pedir otra, otra…y regresan con “Morir de amores”, tras la cual una luna iluminaba la pantalla del escenario para arrancar con “Yo no te pido la luna”. Y ahora si que llegaba el final con esa inolvidable “Galilea” que puso fin a prácticamente dos horas de un siempre espectacular Sergio Dalma.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: