sala de música en Galicia

La Asociación Galega de Salas Privadas de Música ao Vivo «Clubtura» muestra su preocupación a 15 días de las próximas elecciones municipales. El colectivo considera que es necesario reivindicar el papel que las salas de conciertos gallegas realizan a lo largo del año en los pueblos y ciudades de Galicia, apoyando la cultura de un modo continuado y dando oportunidades a miles de artistas en las cuatro provincias, y demuestran su preocupación ante la falta de base real en los proyectos políticos que concurren a las próximas elecciones locales.

Clubtura desea hacer un llamamiento a todos los partidos que se presentan a las elecciones municipales para que tengan en cuenta a un colectivo que también es comercio local, aunque en un ámbito tan especial como es el de la cultura. “Tras pasar por un durísimo periodo en la pandemia, es evidente que las administraciones están mucho más preocupadas por apoyar grandes eventos gratuitos o de pago pero con aportaciones importantes de fondos públicos, algo que no sucede con las salas”, expone Marcos Vázquez, Presidente de la entidad. “Son alrededor de 5000 conciertos cada año los que se celebran en este tipo de espacios, en muchas ocasiones de bandas gallegas que dan sus primeros conciertos, presentan discos… y si no se cuidan seguirán a desapareciendo, lo que supondría un grave problema para los proyectos musicales emergentes”.

Desde Clubtura recuerdan también que hay enormes vacíos en el territorio gallego, con poblaciones enteras en las que no suena la música en directo excepto cuando es programada por una administración o alguna asociación cultural, pero siempre con una regularidad inferior a la que aportan las salas de música en vivo en las áreas en las que si existen.

La consideración de Espacios de Interés Cultural y Turístico por parte de las diversas administraciones es una reivindicación que viene de lejos y que ya se está consiguiendo en otros lugares de España, donde los partidos políticos que gobiernan están teniendo esa sensibilidad que en nuestra comunidad aún no es una realidad. Sabemos que hay localidades que están trabajando para ese reconocimiento, pero por el momento ni un solo municipio dio un paso adelante para ser el primero”, apunta Marcos Vázquez.

Este reconocimiento debe ir acompañado por la colaboración económica con empresas que ofrecen cultura, dan empleo estable y, además, provocan que cada año sean cientos de artistas los que visitan las localidades, con lo que supone también a nivel de alojamientos y cenas en otros locales que se benefician de nuestra actividad. Clubtura, Asociación Galega de Salas de Música ao Vivo, representa a treinta y seis salas gallegas y la directiva de este año está formada por la presidencia de Marcos Vázquez Silva (La Fábrica de Chocolate, Vigo), la vicepresidencia de Tomás Legido Sánchez (Sala Mardigras, A Coruña), Eduardo Meijueiro Rodríguez (La Pecera, Vigo) como secretario y Fernando Casal Neira (Gatos, Melide) como tesorero. En el puesto de vocales se encuentran Ánxela González Porto (Borriquita de Belem, Santiago de Compostela), Davide Paz Garza (Auriense, Ourense), Sabela Regueira Varela (Sala Guión, Pontedeume), Celestino Freijo Andión (Sala Jagger, Lugo) y Gustavo Rey (Krazzy Kray, Cambados).