Compartir
Shakira en A Coruña

Tras la decepción sufrida por los miles de fans que esperaban disfrutar de la artista colombiana el pasado mes de noviembre en A Coruña, el domingo 1 de julio una Shakira ya repuesta de sus problema vocales, llegó con más fuerza e ilusión para convertir una desapacible tarde-noche de domingo en una autentica fiesta llena de música y espectáculo.

 

Lo primero que llamaba la atención al entrar al recinto era el enorme escenario, que contaba con una pasarela terminada en un círculo. La expectación era máxima con miles de bocas gritando cuando, cerca de las 21:30 se apagan las luces para entrar poco a poco los integrantes de la banda seguidos de una ovacionada Shakira que comenzaba con “Estoy aquí” explotando unos cañones de confeti a la mitad del tema para continuar con “¿Dónde estás corazón?”, ambos temas de su primer disco “Pies descalzos”. Vestida con una camiseta rockera, unas mallas con lentejuelas por la parte trasera, su larga y rizada melena y un micrófono dorado, se transformó en una “Loba” paseándose por la pasarela por primera vez ante el delirio de sus fans. Tras saludar a A Coruña comentó que ‘hoy es un día triste (en relación a la derrota de la selección española en el mundial) pero como decía Celia Cruz las penas se van cantado‘ y así lo hizo con “Si te vas”, otro de sus primeros éxitos.

 

Llegaba al turno de su nuevo álbum “El dorado” con “Nada”, no sin antes recordar las ganas que tenía de volver a estar en la ciudad tras su último concierto hace ya 12 años. Ahora llega el momento de los ritmos más urbanos y latinos con “Perro fiel” contando con la voz enlatada de Nicky Jam haciendo el dúo con la artista. El primer tema en inglés de la noche, “Underneath your clothes”, precedió a un celebrado “Me enamoré” con unos espectaculares efectos visuales en las pantallas del escenario.

 

Esta es una canción que inevitablemente tengo que tocar‘ dijo Shakira tomando la guitarra para interpretar “Inevitable”, uno de los temas con los que consiguió una fama mundial en el año 1998. “Chantaje” era el siguiente tema en sonar, coreado sin cesar por el público que ayudó al teclista de la banda a emular a Maluma en su parte del tema. Tras un video de temática ecologista que se emitió por la pantalla hizo aparición la Shakira más étnica, ataviada con un atuendo árabe y descalza, para contonear sus caderas al ritmo de unos tambores que hicieron vibrar el Coliseum, mientras comenzó con el tema “Suerte” sin parar de bailar y correr descalza por todo el escenario y la pasarela central.

 

Un corto vídeo introduce la balada “Tú” contando con la presencia de una violinista, en uno de los momentos más intimistas de la noche. Shakira toma su guitarra acústica y comienza a dar palmas para que el público le siga su ritmo mientras entona la canción “Amarillo”, tema que termina con la frase ‘te estimo‘ apareciendo en ese momento en la pantalla una imagen con su famosa pareja Piqué junto a sus dos hijos, ante los aplausos del público. Un público que enloqueció al escuchar las primeras notas del tema “La tortura”, y que no paró de cantar toda la canción, mientras el escenario se llenaba de cañones de fuego y, apareciendo en vídeo para cantar Alejandro Sanz su parte del tema.

 

Para recuperarse de la locura que supuso el anterior tema, Shakira y toda la banda se juntan en el círculo del final de la pasarela para improvisar en formato íntimo y acústico “Antología”. Pero pocos momentos hubo de calma en este concierto, ya que al terminar este tema los músicos vuelven al escenario para interpretar a ritmo de reggae “Can’t remember to forget you”. Rápidamente Shakira se transforma en “Loca” y “Rabiosa” en un medley de los dos temas en los que se movía por todo el escenario con sus sugerentes bailes.

 

Con la intro del “We will rock you” y la violinista tocando el estribillo de” La bicicleta”, el concierto se convierte en una gran batucada con todos los músicos a la percusión mientras Shakira interpreta la rítmica “La, la, la”, tema que enlaza con la futbolera “Waka Waka” que puso patas arriba el Coliseum con un público de todas las edades bailando al ritmo de la conocida canción con la que se retiran del escenario.

 

Después de una pequeña parada en la que miles de personas pedían a gritos ‘otra, otra!’, en la pantalla del escenario aparecía un vídeo de concienciación y superación, con imágenes de las difíciles condiciones en las que millones de niños tiene que acudir a las escuelas para recibir la educación. Tras el vídeo, una espectacular Shakira con un largo vestido dorado interpretó el tema “Toneladas”, tras el cual se despoja del vestido para quedarse con otro de leopardo rosa con el que inicia la marchosa “Hips don’t lie”. Y el fin de fiesta estaba reservado para “La bicicleta”, con un espectáculo visual impresionante y una lluvia de confeti con la que Shakira llenó de fiesta el Coliseum de A Coruña. Aunque los meses de espera se hicieron largos, mereció la pena para poder disfrutar de un espectáculo como el que se vivió el domingo en la ciudad de A Coruña.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: