Compartir

El concierto que Bruce Springsteen & The E Street Band iban a ofrecer el próximo Domingo en Greensboro fue suspendido por el propio cantante como protesta a la ley HB2. La citada ley entró en vigor el pasado 23 de marzo y obliga a los transexuales a utilizar los baños públicos según el sexo que establece su certificado de nacimiento.

Antes que nada pido disculpas a nuestros seguidos de Greensboro, pero algunas cosas son más importantes que el rock y la lucha contra los prejuicios y el fanatismo es una de ellas” comienza diciendo Springsteen en  el comunicado que emitió.

El hecho de dictar a los transexuales qué baño usar es un intento de quitar derechos y progreso y un ataque contra LGTB (comunidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), y esta suspensión es el arma más potente que tengo para levantar mi voz contra una medida impulsada por aquellos que quieren ir atrás en vez de para delante” añade Bruce en un comunicado que anuncia que el dinero de las entradas será devuelto a los compradores.

De este modo Springsteen se suma a las protestas de compañías y funcionarios municipales que han denunciado la aplicación de la ley.