Compartir
mejores eventos en Vigo

Leiva lo ha vuelta a hacer, ha firmado un trabajo redondo, repleto de grandes temas llenos de estribillos que no te podrás quitar de la cabeza desde la primera escucha. En este nuevo disco cuenta con la aportación del gran Carlos Raya a la producción, con la ayuda de Joe Blaney como ingeniero de sonido, dotando al disco de un sonido más guitarrero y con menor presencia de la sección de viento que en los dos anteriores trabajos.

“Monstruos” se inicia con “El último incendio” entre guitarras que recuerdan al sonido The Who, tema que comienza más suave mientras poco a poco va ganando en intensidad en un tema netamente rockero. El ritmo funky y sensual de “Guerra mundial” nos lleva al primer single del disco, el ya conocido “Sincericidio”, en el que un riff de estilo ‘western‘ inicia uno de los temazos del disco, un claro hit single marca de la casa. Leiva tiene una gran habilidad para crear canciones redondas, no en vano artistas de la talla de Joaquín Sabina o Loquillo requirieron sus servicios como compositor.

Con “Breaking bad” aparece ese Leiva que tan bien se maneja en los medios tiempos melódicos, antes de dar paso a los silbidos que inician “Dejándose caer”, tema que rompe en un intenso estribillo mientras vuelven de nuevo los alegres silbidos a modo de riff. “La lluvia en los zapatos” es otro de los grandes temas del disco, lleno de ritmo y con un vitalista estribillo que la convierten en un potencial single. En “Hoy tus ojos” los metales soul cobran protagonismo al inicio del tema y en el estribillo, dotándolo de fuerza e intensidad para, a continuación, bajar revoluciones con los acordes acústicos de “Monstruos”. En “Electricidad” las palabras de Leiva se arrastran sobre un ritmo lento para explosionar de repente en un estribillo lleno de intensidad y épica, con Leiva en modo ‘sincericida‘ cantando ‘toda esa puta electricidad era una mentira más de lo que fuimos‘.

Un riff hard rockero inicia “Medicina”, otro corte clásico de Leiva en el que la melodía cobra protagonismo. Volvemos a la calma con “San Sebastián – Madrid” un country folk acústico y lleno de feeling que evoca al final del verano. Y el disco finaliza con “Palermo no es Hollywood”, tema lento con el piano de César Pop llevando el ritmo y con un estribillo que te desarma, dedicada a su querida Argentina y con mención a grandes de la canción de ese país como Calamaro, Fito Páez, Pappo o Charly García.

Leiva es un mago de la canción y en este disco abrió de nuevo su caja mágica de melodías para un disco en el que los riffs más stonianos conviven en perfecta armonía con ritmos de herencia beatle y la intensidad del rock más épico.

 

Rate this post

1 Comentario

Comments are closed.