Compartir
concierto Ricky Martin en Coruña

Una larga cola de gente para entrar en el Coliseum, ya anunciaba la gran expectación que creó en la ciudad de A Coruña la visita de la estrella internacional Ricky Martin, el cual agotó todas las entradas en apenas tres horas el día que salieron a la venta. Siguiendo la estela éxitosa que la música latina está obteniendo en el Coliseum, la promotora Esmerarte aprovechó la visita por España de Ricky Martin para traerlo por tierras gallegas.

Tras unos minutos de retraso sobre la hora prevista, debido a las fuertes medidas de seguridad para entrar en el recinto, una intro apenas escuchada debido al ensordecedor grito de los fans encendía la mecha para dar paso a una de las mayores producciones sobre el escenario vistas en el Coliseum en los últimos años. Varias pantallas a diferentes alturas del escenario, un impresionante juego de luces, un total de 7 bailarines, una numerosa banda y, en lo alto de unas escaleras que se alzaban al fondo del escenario hacía aparición Ricky Martin, de traje oscuro, camisa blanca y corbata, que iniciaba el concierto con “Mr. Put it down” ante el alboroto de todos sus fans.

Tras bajar por las escaleras comienza con “This is good”, entremezclando sus movimientos con los bailarines continuando, ya despojado del traje, con “Drop it on me” y el ritmo oriental de “Shake your Bon-Bon” en este inicio del concierto con temas en inglés. ‘Sube la adrenalina‘ cantaba Ricky en el siguiente tema y vaya si subió, miles de manos levantadas se movían al ritmo de la canción con todo el Coliseum puesto en pie.

Tras este inicio fulgurante y lleno de ritmo, llegó el turno de todo lo contrario, esas baladas rompe corazones que tan bien se le dan a Ricky, y lo hizo con una emocionante “Tal vez” de su disco “Almas del silencio”. Poco duró el momento romántico ya que “Livin la vida loca” trajo la locura a las gradas con uno de sus temas más populares. Portando una moderna falda negra interpretó “It´s alright”, para volver de nuevo a su vena romántica con “Asignatura pendiente”, y un “Tu recuerdo” muy coreada por el público. ‘Ahora voy a interpretar un tema que fue uno de mis primeros éxitos en España, que ya hacia tiempo que no cantaba pero esta visita merece la ocasión‘ comenzando con el tema “Te extraño, te olvido, te amo”. Siguió esta parte más íntima del concierto con “Vuelve”, finalizada con el guitarrista recreándose con su guitarra eléctrica.

En ese momento regresa Ricky Martin bastón en mano para interpretar “Adiós”, con el espectáculo de inspiración burlesque por parte de su magnífico equipo de baile. El ritmo inicial de “Vente pa’ ca” hizo poner de nuevo en pie a todo el Coliseum que bailó sin parar al ritmo de uno de los últimos éxitos del de Puerto Rico.

Ya con todo el público en pleno éxtasis realizó un medley con “Lola, Lola”, “María” con su famoso ‘un pasito pa’ delante María’ y “La Bomba”. Durante “Por arriba, por abajo” interactuó con el público ‘picando’ a medio Coliseum con el otro medio en ver quién cantaba más fuerte el estribillo del tema, retirándose del escenario tras finalizar la canción. Al poco tiempo regresan, con Ricky vestido con camiseta y pantalón blanco, para cantar “Pégate”. Tras este tema el cantante comentó las numerosas banderas que inundaban el Coliseum, Colombia, México, su Puerto Rico natal y Venezuela, a la que le dedicó unas palabras de cariño por los difíciles momentos por los que está pasando y animó a la gente ‘a salir a la calle a expresarse y decir lo que piensa‘ dijo Ricky Martin recibiendo una enorme ovación.

El concierto estaba llegando a su fin con “The cup of life”, tema que fue la canción oficial del mundial de fútbol de Francia 98. Y para terminar esta noche de baile, no podía faltar el contagioso ritmo de “La mordidita”, con cañones de confeti inundando el recinto y convirtiendo el concierto en un espectacular fin de fiesta. Sin duda un gran espectáculo tanto visual como musical en el que el puertorriqueño se entregó con pasión a sus fans gallegos.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: