Compartir
concierto Robe en A Coruña

El lider del grupo Extremoduro, Robe Iniesta, se presentó el pasado viernes en el Palacio de la Ópera de A Coruña con su gira “Bienvenidos al temporal”, con la que presenta en teatros y auditorios su segundo trabajo en solitario “Destrozares”. Algo quizá impensable hace años el ver a Robe en un recinto como este cuando, con su rock urbano, llenaba pabellones y recintos al aire libre. Dicen que la vida es de los que arriesgan, y Robe lo hace en su nueva propuesta, algo más calmada musicalmente pero igual de poética y transgresiva que siempre.

Un violín introducía a la banda y a un Robe Iniesta sentado con su guitarra comenzando con los acordes de “El cielo cambió de forma“, continuando con “Hoy al mundo renuncio” ambas de su nuevo disco. ‘Esta canción habla de amor y sexo‘ comentó Robe para presentar “Por ser un pervertido“. Con un gran sonido iban rodando las melodías que acompañaban los versos crudos de este poeta que es Robe, con “Dónde rompen las olas” o “Querré lo prohibido“. Hay que destacar la gran banda que acompaña a Robe en esta gira, con Álvaro a los teclados y el acordeón, Carlitos ingeniando melodías increíbles con su violín, Lorenzo por momentos al bajo y otros sacando unos maravillosos coros, Alber llevando el peso de la banda con su potente batería y David, ataviado con falda escocesa, y compaginando el saxo, el clarinete y el bajo. ‘Son malos tiempos para la libertad de expresión, ahora cualquier chiste puede herir sensibilidades, al gobierno…a la iglesia…y a su puta madre!‘ sentenció Robe entre una gran ovación, ‘ahora voy a heriros yo porque un filósofo tiene que herir sensibilidades” proclamó para arrancarse con “Nana cruel“. A pesar de que el concierto parecería a primera impresión ‘tranquilo’ poco a poco iba subiendo en intensidad con temas como “Destrozares”, “Guerrero” o “La canción más triste”, tema con el que despedían esta primera parte del concierto con un descanso.

Después de aprovechar el público el parón para acudir a la barra dio comienzo la segunda parte del concierto, una parte más movida y con Robe ya levantado al igual que gran parte del público que se animó con los versos de “Extremaydura” que sirvieron para introducir “Cartas desde Gaia”. Fueron cayendo más temas como “De manera urgente”, “Puta humanidad” y “Del tiempo perdido”, para anunciar un tema que, según Robe, es muy necesario ahora, “Contra todos”, introducido por un solo de bajo de David. Durante “Por encima del bien y del mal” el Palacio de la Ópera perdió su señorío con todo el público levantado de sus asientos mientras daba palmas animando a Robe a andar por encima del mal.

Tras este momento lleno de fuerza e intensidad se retiran del escenario. Unos instantes después, en medio de la oscuridad del escenario, el violín de Carlos y el clarinete de David frente a frente comenzaron a tocar para dar lugar a “Si te vas”, primer y único tema de la noche de Extremoduro, recibido con entusiasmo y cantado a viva voz por por todos los fans de un grupo al que se añora en la actual escena musical. Para despedirse escogió “Un suspiro acompasado”, tema que abría su primer disco en solitario “Lo que aletea en nuestras orejas”, con el que cerró una gran actuación, con un Robe cariñoso y atento con sus fans, dando la mano a los que se acercaban a saludar y firmando discos antes de retirarse del escenario. Ya sea con Extremoduro o en solitario, Robe tiene ese carisma que solo los grandes poseen, y una autenticidad con la que sigue arrastrando a sus fans de siempre y engancha a nuevos seguidores de su propuesta musical actual.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: