Compartir
concierto Melendi en Coruña

A pesar del aplastante calor que reinaba en la ciudad de A Coruña, desde primeras horas del día ya comenzaba a formarse la cola por conseguir una posición privilegiada para el concierto de Melendi. Con todas las localidades vendidas desde hace varias semanas, Melendi llegaba a la ciudad con su gira “Quítate las gafas” con la que presenta el disco del mismo título.

Pocos minutos después de las nueve y media hacía aparición Ramón Melendi acompañado de su banda iniciando el concierto con “Hijos del mal” perteneciente a su último disco. Tras saludar al público que abarrotaba el Coliseum continuó con “Piratas del bar Caribe” y para el siguiente tema Melendi animó al público a mirar a los ojos de la persona que la acompañaba esa noche ‘porque esas personas son los verdaderos ángeles‘ dijo para presentar “Existen los ángeles”.

Poco después confesó su inspiración en Ismael Serrano para comenzar en el mundo de la música, del cual entonó una parte de un tema, pasando a interpretar “De pequeño fue el coco” para continuar con el primero de sus muchos hits que sonaron esta noche con un espectacular “Un violinista en tu tejado”. Un Melendi muy activo como de costumbre no paraba de moverse de lado a lado de un inmenso escenario provisto de cuatro enormes pantallas y unos focos con forma de gafas haciendo alusión al título de su nuevo disco.

La hermosa voz de la corista y guitarrista Esmeralda introdujo “Como una vela” cantando los primeros versos con su voz llena de sentimiento y pasión, continuando ya Melendi con el tema al unísono con su público. Con “Flores de agua y plomo” el Coliseum se llenó de flashes de móvil a modo de mechero (los tiempos cambian…) y continuó con el que dijo que era quizá el primer tema que compuso, la rumbera “Con la luna llena”. El concierto iba avanzando en una espiral de continua subida con éxitos como “Caminando por la vida” o “Calle Pantomima”. Ni siquiera hubo un solo momento en el que bajara el ritmo del concierto con los nuevos temas, si no que todo lo contrario, eran recibidos como si fueran ya clásicos como sucedió con “Destino o casualidad” su último single con todo el Coliseum cantando este tema de amor y destino.

Prosiguió el concierto con “Loco”, el ritmo habanero de “Desde que estamos juntos” y “Con solo una sonrisa”. ‘El siguiente tema lo compuse pensando que el amor verdadero tiene que parecerse mucho a esta canción‘ comentó Melendi refiriéndose a “Un amor tan grande”. Después de versionar al cantautor Pedro Sosa con “Hombre”, presentó el siguiente tema como una de sus canciones con mayor carga emocional, “Cenizas en la eternidad”, tema dedicado a sus ‘guerreros‘ seguidores. Durante “Cheque al portamor” el propio Melendi detuvo el concierto y avisó a los sanitarios al ver un percance en las primeras filas, quizá debido al calor, comenzando de nuevo con el tema tras recibir una ovación de todo el recinto por su noble gesto. “Hablando en plata” trajo la fiesta al Coliseum con un público entregadísimo y disfrutando del derroche de energía de Melendi y su banda.

Llega el momento solemne el que me planto ante ustedes y les hago una promesa‘ gritó Melendi para presentar el sentimental tema “La promesa”. La temperatura siguió subiendo con “Lágrimas desordenadas” con la gran Esmeralda acompañado a las voces, tras la cual se retiran del escenario. Pero la gente no se conformaba y seguía pidiendo más y más, regresando de nuevo al escenario con “Tocado y hundido”. Tras presentar a toda la banda, con mención especial a Esmeralda y a José De Castro “Jupi”, compositor y director musical que lleva a su lado desde sus comienzos, se arrancó con “Tu jardín con enanitos” para dar punto y final al gran concierto con ese ejercicio de nostalgia de los años 90 que es “Yo me veo contigo”.

Quizá Melendi no tenga la mejor voz del panorama nacional, pero lo que si que tiene de sobras es unas grandes canciones y un carisma y capacidad de conectar con el público como quedó demostrado en este concierto lleno hasta la bandera de miles de sus fieles ‘guerreros’.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: