Compartir
conciertos en Ferrol

El incombustible grupo Los Secretos regresaba a la ciudad de Ferrol para ofrecer un íntimo concierto en formato acústico en un auditorio que se llenó de fans de uno de los grandes grupos del pop nacional. Con cerca de 800 espectadores sentados en sus butacas hicieron aparición Álvaro, Ramón, Jesús, Juanjo y Santi con las primeras notas del tema “No digas que no” seguida de “Quiero beber hasta perder el control”, interpretadas en la penumbra del escenario creando un ambiente íntimo en el que el público escuchaba con atención.

 

Esta canción se la debo a mi abuelo que me hizo apreciar el gusto por las rancheras‘ comentó Álvaro para presentar el tema “Ya me olvidé de ti”. Después de continuar con “Amiga mala suerte”, y la versión del popular tema “Échame a mi la culpa”, Álvaro quiso recordar a su hermano Enrique Urquijo, ‘ya que lo que son ahora Los Secretos se lo debemos a él‘, interpretando su tema favorito de Enrique “Volver a ser un niño”. Después tocó el turno de la que era la canción favorita de Enrique “Aunque tú no lo sepas”, escrita para él por un joven Quique González.

 

En este momento Álvaro pidió un fuerte aplauso para el pianista Jesús Redondo, autor del siguiente tema de la noche, “Cambio de planes”. Recordaron la anécdota de la canción que iban realizar junto a Joaquín Sabina y que al final, cada uno siguió su camino dando lugar a dos canciones, en el caso de Los Secretos la hermosa “Ojos de gata” que culminó con una gran ovación del público. Un público que poco a poco comenzaba a animarse con las canciones con más ritmo como “Ponte en la fila” de su último álbum de versiones, o la que es una de sus canciones de mayor éxito, “A tu lado”, que contó con el acompañamiento a las palmas de todo el auditorio.

 

Siguieron cayendo éxitos inolvidables como “Y no amanece”, “Buena chica” o “Te he echado de menos hoy”. “Por el boulevard de los sueños rotos” precedió a ese himno generacional que es “Déjame”, ya con todo el público levantado de sus butacas y disfrutando del inmortal tema con el que se retiran del escenario.

 

Al poco regresan con “Agárrate a mi María” y una enérgica “Ojos de perdida” con la que el público no paró de bailar. Se despiden de nuevo, pero el público no paraba de pedir el regreso de la banda, y lo hace para interpretar dos de sus primeros éxitos, “Otra tarde” y, ahora sí, poner punto y final al concierto con “Sobre un vidrio mojado”. Pasan los años pero Los Secretos siguen cumpliendo con nota gracias a su buen hacer musical y a unas canciones imperecederas que ya son historia de nuestra música.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: