Compartir
Conciertos Coruña

La espectacular semana del Festival Noroeste Estrella Galicia llegaba a su recta final con los conciertos de la playa de Riazor. Tras el enorme éxito vivido en la jornada del viernes con el regreso a los escenarios de los Surfin’ Bichos y la gran actuación de los británicos Kaiser Chiefs, la jornada del sábado no defraudaría a nadie con la intensidad de Iván Ferreiro y la oscuridad del rock de The Jesus And Mary Chains.

Con mucho público todavía aprovechando los últimos coletazos del sol en la playa, hacían aparición en el escenario el grupo Eager Platypus que con su hard rock comenzó a animar a la gente a acercarse al escenario. Con la gran voz de su vocalista Inés Naya fueron desgranando los temas de su primer Ep.

 

Tras la actuación de Eager Platypus los compostelanos Boyanka Kostova sorprendieron a propios y extraños con su peculiar estilo trap en el que los loops y cajas de ritmo se mezclaban con hilarantes letras en gallego. Sin duda Cibrán García y o Chicho do Funk lo dieron todo en el escenario y, a pesar de no ser un estilo muy mayoritario, fueron despedidos con una gran ovación por su entrega.

 

La playa de Riazor mostraba un espectacular lleno para recibir a Iván Ferreiro, que presentaba su último trabajo “Casa”, comenzando el concierto con el citado tema continuando con “Tupolev”. Acompañado de una banda que es un auténtico ‘Dream Team’ con músicos de la talla de Ricky Falkner, Pablo Novoa o su hermano Amaro Ferreiro a la guitarra. Continuó el concierto con “Pájaro azul”, “La otra mitad” y “Extrema pobreza” con Iván comenzando el tema sentado al piano pero levantándose continuamente para no parar de bailar. Se mostró muy contento de regresar al festival de A Coruña, ‘un lugar donde siempre soy recibido con mucho cariño‘ dijo Iván siguiendo el concierto con temas como la rockera “Dies Irae”, “El viaje de Chihiro” o “El pensamiento circular”.

 

Sentado al piano entonó los primeros acordes del clásico “Años 80”, de su antigua banda Los Piratas, a los que el público respondió con entusiasmo cuando Ferreiro se levantó del piano para cantar el tema en todo su esplendor. Tras este momento mágico siguió la intensidad con “El equilibrio es imposible”. Después de presentar a toda la banda, anunció la traca final del concierto, ‘aviso que no vamos a tocar Turnedo…, bueno ya veremos…‘ bromeó Iván entre risas. Y para este final sonaron “El dormilón” y la bailable “Cómo conocí a vuestra madre” que puso todo Riazor a saltar. Comenzó a cantar los primeros versos del tema “Diecinueve” que enlazó con “Turnedo” ante el delirio del público. Y así de esta manera, se llegaba al final de un gran concierto que pone de manifiesto en gran momento que esta viviendo Iván en la actualidad y que el público le reconoció con una larga y sonora ovación.

 

Llegaba el momento de recibir a un grupo clásico del rock más oscuro, los escoceses The Jesus and Mary Chains, liderados por los hermanos Reid llegaban al festival con la gira de presentación de su último trabajo “Damage and joy”, tras casi 20 años sin material nuevo. Y comenzaron la actuación con el nuevo tema “Amputation” con Jim a la voz como cabeza más visible de la banda con su hermano William siempre en un segundo plano ensimismado en los sonidos de su guitarra. Y tras esta espectacular apertura repasaron toda su discografía con temas como “April skies”, o “Head on” de su disco “Automatic”.

 

Tras continuar con “Between planets” y “Blues from a gun” contaron con la presencia de la cantante Bernardette Denning para cantar a dúo con Jim el tema “Always sad”, incluido en su nuevo disco. Siguieron repasando su discografía ochentera con clásicos como “Nine million rainy days” o “Some candy talking”, hasta que el público enloqueció al sonar los primeros acordes del gran “Just like honey”. De aquí al final del concierto fue una auténtica apoteosis de rock denso y sucio con “You trip me up”, “The living end” y el único tema que sonó de su álbum “Munki” el frenético “I hate rock’n’roll” con el que se despidieron del público abandonando las guitarras con el sonido mantenido durante un rato.

 

Una impecable actuación que puso el punto y final a la jornada del sábado del Festival Noroeste Estrella Galicia, que un año más llenó cada rincón de la ciudad de A Coruña de la mejor y más variada música.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: