Compartir
Crónica festival Portamerica 2017

El festival PortAmérica abandonó este año su ubicación habitual de Nigrán para fusionarse con el Cultura Quente y pasar a celebrarse en la localidad de Caldas de Reis. En un maravilloso paraje como es la Carballeira de Caldas, en plena naturaleza, convivió de nuevo la mejor música con la gastronomía como ya es habitual en el festival. Grandes chefs entre los que se encontraban Pepe Solla, Xoan Crujeiras o Yayo Daporta pusieron su arte en los fogones para hacer las delicias de los asistentes al festival con sus maravillosos pinchos.

El grupo peruano Kanako y el Tigre fue el grupo que abrió la primera jornada el jueves día 13, que llegaban a España con su tour “Gatos contra el viento” con su peculiar folk lleno de psicodelia. Tras esta actuación tomaba posesión del escenario el gran Ángel Stanich que se hizo rápidamente con la audiencia con su folk rock de autor y temas como “Metralleta Joe” o “Camino ácido”.

untitled6Llegaba el momento del rock’n’roll con una de las máximas exponentes del género en la actualidad, Nikki Hill. Como un huracán se presentó Nikki y los suyos con una actuación llena de energía, ritmo y pasión que hizo bailar al numeroso público que ya poblaba el recinto.

untitled5Tras la tormenta rockera que provocó Nikki Hill, Aterciopelados trajeron sus ritmos mestizos con una gran Andrea Echeverri a la voz. No podía faltar al PortÁmerica un clásico del festival como es Iván Ferreiro, que hizo aparición al anochecer para presentar los temas de su último y gran trabajo “Casa”, sin olvidar de sus grandes canciones como “SPBN” o ese himno generacional que es “Años 80”. Con su inseparable hermano Amaro a la guitarra y una banda con grandes de la música como Ricky Falkner en pequeño Iván salió una vez más por la puerta grande del festival.

untitled4Carlos Sadness sería el siguiente en hacer aparición, demostrando tener un gran tirón en la actualidad en los seguidores de la música más independiente como se vio reflejado en un concierto en el que el público no paró de corear sus temas. El grupo británico de post-punk The Horrors eran uno de los platos fuertes de la noche y del festival y no defraudaron. Repasaron toda su discografía con temas como “In and Out of Sight” o el single ya estrenado de su próximo disco “V”.

Los queridos Niños Mutantes venían presentando su nuevo disco “Diez”, con los nuevos temas bien recibidos por el público aunque el momento álgido llegó con el gran “Errante” que llenó de emoción la Carballeira con uno de los grandes temas del pop nacional. En un buen festival gallego que se precie no pueden faltar el grupo que más está dando que hablar en los últimos tiempos, Triángulo de Amor Bizarro. Los de Boiro están arrasando allá por donde pasan con su potencia sonora en directo en el que Isa y Rodrigo se intercambian en las voces para entonar potentes temas como “Desmadre estigio” o “Estrellas místicas”. El DJ Ilmo. Sr. Fiuza se encargó de animar la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

La segunda jornada comenzó con las actuaciones de Say My Name y Mateo Kingman, que prepararon el ambiente para que el huracán de rock psicodélico de Rufus T. Firefly arrastrara a todo el público que ya llenaba el escenario Estrella Galicia. Las buenas referencias que traía Víctor Cabezuelo y los suyos quedaron demostradas con un alucinante concierto lleno de fuerza e intensidad, con una gran Julia atronando con su batería. Repasaron su último disco “Magnolia” con temas como la rockera “Río Wolf” junto a temas de anteriores trabajos como “Nueve”.

Los venezolanos Los Amigos Invisibles entonaban sus ritmos latinos con influencias funk en el escenario Cultura Quente, mientras que el escenario Estrella Galicia se preparaba para la aparición del último fenómeno del hip hop nacional, Kase.O. El antiguo miembro de Violadores del Verso está obteniendo un gran éxito con su último disco “El círculo”, que repasó en el concierto con temas como “Esto no para” sin olvidar clásicos de su antiguo grupo como “Vivir para contarlo”.

untitled22Tras disfruta del ritmo de BNegão & Os Seletores de Frequência llegaba el turno de unos clásicos, los australianos Asian Dub Foundation, quienes hicieron bailar a todo el público con su característica mezcla de reggae y rap.

Ya de madrugada el público se congregaba en el escenario Estrella Galicia para disfrutar del fenómeno musical gallego, el trío Novedades Carminha, que trajeron al PortAmérica su actitud punk con temazos como “Jódete y baila”, “Antigua pero moderna” o la salvajemente sensual “Ritmo en la sangre”. Como viene siendo habitual en los últimos tiempos Xavi, Carlos y Adrián ofrecieron un show enérgico que dejó a todo el mundo extasiado. Los ritmos electrónicos de Carlos Jean se encargaron de hacer bailar al público que disfrutó la jornada hasta que el cuerpo aguantó.

Llegamos a la última jornada del festival con un cartel de lujo, en los que Fizzy Soup e Igloo comenzaron a animar al público que poco a poco iba llegando a la Carballeira. La actuación de Siddhartha en el escenario Estrella Galicia daba paso a DePedro, que llegaba a Caldas con su música mestiza y fronteriza. Jairo Zabala y su banda nos deleitó con temas de su nuevo trabajo “El pasajero” como “Hay algo ahí”, o los ya clásicos de su discografía “Como el viento” y “Hombre bueno”.

Casi sin tiempo acudimos al escenario Cultura Quente para disfrutar de uno de los grandes de la música nacional, Quique González, que llegaba acompañado de sus Detectives para ofrecer un concierto de puro rock de esencia americana. Y disfrutamos de lo lindo con temas como el dueto con la corista Nina en “Charo”, “Salitre” o la gran “Vidas cruzadas” coreada hasta la extenuación por los seguidores del madrileño.

En el escenario Estrella Galicia la expectación era máxima para ver el concierto de Leiva que salía a escena al ritmo de temas como “La lluvia en los zapatos” de su último trabajo discográfico “Monstruos”. Acompañado de su numerosa banda, la Leiband, repasaron temas como “Miedo” o “Guerra mundial”, recordando también a Pereza con “Animales” o la stoniana “Superhermanas”. Versionó al gran Andrés Calamaro con una magnífica “Crímenes perfectos”, a la que se unió su amigo Quique González cantando la canción al lado del teclado de César Pop, creando uno de los momentos más especiales de la noche. Para despedir el concierto no podía faltar ese “Lady Madrid” con todo el público coreando el mágico estribillo ‘pitillos ajustados, era de Burning, Ronaldos y Lou Reed‘.

untitled33Tras la gran actuación de Leiva y los suyos, los mexicanos Porter descargaban su rock experimental y vanguardista en el escenario Cultura Quente. Pero el público estaba deseoso de disfrutar de un habitual del festival, Xoel López, que llegaba en un gran momento de forma como quedó demostrado con su magnífica actuación. Acompañado de su banda habitual, a la que en esta ocasión se unió la sección de viento de Leiva compuesta por Tuli y Gato Charro, Xoel ofreció una lección magistral de Pop en mayúsculas. Ya sea con temas de su anterior proyecto Deluxe como “Historia universal” o “Reconstrucción”, como con sus últimos temas como “Yo solo quería que me llevaras a bailar” o “Todo lo que merezcas”, consiguió llevar al público al clímax total. Un clímax que llegó a lo más alto con la gran “Que no” con la que finalizó la actuación ante una atronadora ovación.

untitled111Aunque las fuerzas comenzaban a flaquear, había que hacer un último esfuerzo para disfrutar de la fronteriza mezcla de cumbia y mambo de la Orkesta Mendoza, los barceloneses YallInstituto Mexicano del Sonido, que fueron los encargados de cerrar el festival con sus ritmos electrónicos y folk.

Finaliza con gran éxito el PortAmérica en su nueva ubicación y ya estamos con ganas de repetir la experiencia. Para los más ansiosos la organización ya ha anunciado las fechas de la edición del 2018, que se celebrará de nuevo en la Carballeira de Caldas de Reis los días 5, 6 y 7 de julio, poniéndose ya a la venta los abonos a partir del día 19 de julio a un precio especial.