Compartir
los suaves concierto Santiago

La pasada noche de viernes fue una noche de sentimientos encontrados, por un lado la alegría de poder disfrutar del directo de una banda clave del rock nacional y por el otro tristeza de estar ante quizás la última vez que la veamos en directo. El gato deja de maullar pero antes de eso aún tiene fuerza para ofrecer sus últimos gritos.

Pasear por el lado salvaje de la vida tiene sus consecuencias y Yosi no iba a ser menos. Los problemas de salud de este entrañable loco de pelo blanco hacen que la banda pusiera fecha de caducidad a esta larga aventura con esta gira de despedida llamada “La música termina”.

Con las entradas agotadas desde hace ya varias semanas, Los Suaves se despedía de la ciudad de Santiago. Desde viejos rockeros curtidos en cientos de conciertos hasta niños que acudían con sus padres a su primer concierto de rock abarrotaban la sala Capitol.

Los Suaves es rock de la vieja escuela, rock de chupa de cuero y pantalón pitillo, un grupo con varios temas en la lista de clásicos de la música nacional.

A las nueve y media en punto hizo aparición el grupo a ritmo de “Preparados para el rock’n’roll”, recibidos con entusiasmo por todo el público, para continuar con “Los sueños se van” y una sentida “Palabras para Julia”.

El grupo sonaba consistente con Yosi, convertido en un mesías del rock, sin parar de bracear y con sus inimitables movimientos, Alberto Cereijo, todo un guitar-hero y ‘culpable’ del potente sonido de la banda, Fernando a la guitarra rítmica, Tino a la batería y Charly, hermano de sangre y fiel escudero de Yosi desde los inicios del grupo.

Presentó la canción “Lisa” como la más triste que existe, para continuar con “Por una vez en la vida”.

Una explosión de confeti precedió a la declaración de principios que es “No puedo dejar el rock”, y nadie de los allí presentes podía dejar de vibrar con ese rock marca de la casa, imposible dejarlo como gritó Yosi.

Tras los temas “Viajando al fin de la noche” y “¿Sabes? ¡Phil Lynott, Murió!” llegó un momento de calma con “Siempre igual” y la emocionante “Si pudiera”, con el público coreando el clásico ‘quién no hizo alguna vez locuras por una mujer‘.

concierto SantiagoCon “Malas noticias” volvió el rock, de historias de barrio y desolación, para después contarnos la historia de “Pardao” con Yosi a la guitarra acústica.

Cereijo, con bandera gallega en el mástil de su guitarra, interpreta el himno gallego antes de arrancarse con el mítico “Dolores se llamaba Lola”, tema que tanto suena en el garito más rockero como en cualquier verbena de pueblo, que convirtió la sala en un hervidero.

El grupo se despide por unos minutos, pero el ruido de una locomotora anuncia que llega el “San Francisco exprés”, para continuar con “Dile siempre que no estoy” y “Ya nos vamos” con Yosi tirando cubos de confeti a los miembros de la banda.

Sorprendió el buen estado de forma de Yosi, que aguantó cantando durante todo el concierto como en los buenos tiempo, aunque sin perder ni un solo momento su punto de locura.

Con la cercanía de las navidades se vivió el momento divertido de la noche con el villancico “Navidades suaves” y la aparición de dos miembros del equipo disfrazados de Papá Noel con sacos de confeti.

los suaves concierto Galicia

Después de este original momento llegó el turno de la potente “Dulce Castigo”, para terminar con una larga “La noche se muere”, durante la cual Yosi presentó a los miembros del grupo, presentándose él mismo como José Manuel.

Durante el potente y metálico final del tema, Yosi hizo amago de tirarse al público, pero rápidamente fue agarrado por un miembro de su equipo que lo retiró al camerino quedando la banda recreándose en sus instrumentos con Alberto Cereijo llevando al límite las cuerdas de su guitarra.

Y tras más de dos horas de concierto llegó el triste final, con la banda saludando al público ya sin Yosi, quedando al final en el escenario un emocionado Charly agradeciendo el apoyo del público.

Podría terminar esta crónica con cualquier frase de canción de Los Suaves como ‘Guitarras en silencio, silencio en el local. Se acaba la fiesta, comienza el funeral‘ o ‘y digo adiós adiós ha sido largo el camino’, pero me quedo con la frase que sacó Yosi en un pancarta en un momento del concierto, DIOS ES SUAVE.

Y el gato dejó de maullar…

 


2 Comentarios

Dejar una respuesta