Compartir
conciertos en Coruña

Miguel Bosé se presentó el domingo 6 de agosto en una plaza de María Pita de A Coruña abarrotada con casi 30.000 espectadores para ver su nuevo tour “Estaré”. En esta nueva gira, el camaleónico artista presentaba su nuevo disco MTV Unplugged, en el que le da una nueva vuelta a sus antiguos temas llevándolos al formato acústico. Aunque la gira es en formato eléctrico, las canciones mantienen la esencia del disco Unplugged, guardando también algún momento para deleitar a sus fans con esas versiones íntimas y acústicas.

 

En un gran escenario con escalones a varios niveles y pantallas con efectos visuales hacían aparición uno a uno los miembros de la numerosa banda, con tres coristas incluidos, para hacer aparición un aclamado Miguel Bosé que iniciaba el concierto con el suave pop electrónico de “Sereno”, marcado por su profunda voz. Continuó con “Duende”, y “Nena” ya produjo la locura entre el público que no paraba de gritar a cada movimiento de Miguel Bosé, el cual dijo mostrarse encantado de estar en A Coruña celebrando sus 40 años en la música y anunció que el concierto sería un viaje en el tiempo a través de todas esas canciones. Y así fueron sonando “Aire soy”, “Amo” o una intensa “Mirarte”.

 

En este momento Bosé ofreció un pequeño discurso sobre el mundo que le hubiera gustado dejar a sus hijos y que, lamentablemente no es posible debido a los conflictos que lo asolan. ‘Yo no quiero muros, yo quiero puentes‘ proclamó Miguel Bosé antes de presentar el tema “Nada particular”. Los suaves ritmos de “No hay un corazón que valga la pena” dio paso a la parte más íntima del show, con instrumento acústicos, ‘vamos hacer un viaje al comienzo de todo’ con el tema “Amiga”, uno de sus primeros éxitos, ‘dedicada a ella que ya no está’. Después de este emocionante momento continuó con “Morir de amor” y “Creo en ti”. Ahora dejan de lado el intimismo para hacer las delicias de sus fans más antiguos con un medley de sus mayores éxitos de principios de los 80 con “Linda”, “Superman”, “Don Diablo” y “La chula”.

 

Después de este dèjá vu ochentero presenta la última canción que escribió hasta el momento, canción que dedica a sus hijos y que titula esta gira, “Estaré”. “Como un lobo” baja un poco de revoluciones en esta nueva versión pero sin perder su pegadizo ritmo, mientras que “Sevilla” gana en potencia gracias a unas rockeras guitarras eléctricas. Continúa el concierto con “Morena mía”, ‘no solo dedicada a las morenas, sino que también a las rubias, pelirrojas y todas las mujeres’ matizó Miguel, para seguir con “Si tu no vuelves” y una épica “Gulliver” con la que se despiden de un enfervorizado público.

 

Al poco tiempo regresan con el ritmo de “Bambú” con la que el público no deja de bailar ni un instante. Con “Solo si” se vivió un momento único con todos los músicos interpretando el tema juntos en el centro del escenario. Y como no, no podía faltar ese “Amante bandido” que tantos corazones robó en la década de los 80 y que convirtió la plaza en una fiesta de locura. Tras este gran momento las luces se encienden para que la banda se despida tras un largo aplauso del público. Pero cuando parecía que el concierto se acababa anuncian otro tema más, “Hacer por hacer” es el elegido ante el alboroto de la gente.

 

Y ahora si que llega el momento del final, con Miguel Bosé sentado en uno de los escalones del escenario, emocionado ante la ovación que está recibiendo por parte de sus fans a los que dedicó unas palabras, ‘el otro día en Vigo, hoy en A Coruña, no sé que pasa siempre en Galicia pero es punto y aparte‘. Y de este modo, decide llegar al final con el intimismo de su antigua carta de amor que es “Te amaré”, con la que ahora sí que pone el broche final a mas de dos horas de música y emoción de toda una leyenda del pop español, que demostró el gran tirón que tiene batiendo el récord de afluencia en un concierto en la Plaza de María Pita de A Coruña.

 

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: