Compartir
conciertos Palacio de la Ópera Coruña

M Clan se presentaban en el Palacio de la Ópera de A Coruña después de cumplir su ‘sueño americano’ de grabar un disco en Nashville. El resultado se llama “Delta”, disco que presentan en esta nueva gira. Un atardecer se proyectaba sobre la gran tela blanca que cubría el escenario y, mientras sonaban unos acordes country, los miembros del grupo iban haciendo aparición bajo los aplausos del público. Con Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez a la cabeza, únicos miembros originales, comenzaron con el nuevo tema “Grupos americanos”, mientras en el escenario se proyectaban esos grupos con los que crecieron M Clan con imágenes de Hendrix, Doors, Janis Joplin y como no, la imagen final del Rey del Rock. Continuaron con “Caminos secundarios” con el pedal steel dotando de ese sonido country que envuelve el nuevo trabajo de los murcianos. Con un Boas noites de Carlos arrancaron con el single “La esperanza” tras el cual echaron la vista años atrás con la rockera “Perdido en la ciudad” con un gran trabajo de Charly Bautista a las teclas.

Después del gran duelo de guitarras que se marcaron Prisco y Davis Soler en “Viaje al sur” llegó el momento de calma con la gran “Roto por dentro”. Prosiguió el concierto recordando temas de discos anteriores como “Souvenirs”, “Basta de blues” o “Dando vueltas”. Un Carlos Tarque, que es carne de escenario, no paraba de moverse por todo el escenario, cantando, tocando la pandereta, acercándose a la batería para tocar, es todo un maestro de ceremonias capaz de hacer levantar al público con un solo gesto y sin duda, la voz del rock en España. Los primeros acordes de “Llamando a la tierra” provocaron el entusiasmo del público que no paró de corear el exitoso tema. Tras este subidón el grupo se retira para dar comienzo a una parte más tranquila y acústica que inician con un viaje por “California”, con todos los miembros del grupo sentados y continuando con la hermosa “Delta” con Carlos a la armónica. El sabor tabernario de “Whisky on the rocks” hace levantar al público que baila al ritmo de los sonidos folk de la canción. Tras “Polvo de estrellas” deciden despertar a Maggie con Carlos paseando entre las butacas.

Se acabó el momento ‘tranquilo’ del concierto y atacan con el soul de “Para no ver el final” y una potente “Calle sin luz” que sonó poderosa con tres guitarras sobre el escenario. ‘Donald no nos gustas’ gritó Carlos para arrancar con una incendiaria y rabiosa “Las calles están ardiendo”. Se despiden con “Pasos de equilibrista” pero regresan a los pocos minutos para invitar a todo el público a quedarse a dormir convirtiendo el Palacio en una gran fiesta. “Miedo” sonó intensa como siempre y, ahora sí que llega el final, con “Concierto salvaje” con todos queriendo arder y arder en este gran concierto.

 

Rate this post