Compartir
Conciertos Los Secretos en Coruña

Todo un ejercicio de nostalgia el vivido el pasado viernes en la recientemente inaugurada sala Pelícano de A Coruña. Los Secretos, grupo emblemático del pop rock nacional se presentó con todo su arsenal de grandes éxitos, llevando a todo el público a una época dorada de la música española. Pero no sólo de nostalgia viven Los Secretos, por suerte no son el típico grupo que quedó anclado en los ochenta y viven de los éxitos de antaño, si no que cuentan con grandes temas en sus etapas más recientes. A pesar del duro golpe de la muerte de Enrique en 1999, Los Secretos se mantienen en la brecha gracias, en gran medida, al tesón de Álvaro que en memoria de su hermano decidió tirar para delante y continuar con el grupo.

Y arrancaron con la versión del popular “Échame a mi la culpa”, con Álvaro Urquijo al frente, Ramón Arroyo a la guitarra, Jesús Redondo al piano, y Juanjo Ramos y Santi Fernández llevando la sección rítmica al bajo y batería respectivamente. Continuando con “Entre tú y yo” de su nuevo disco “Algo prestado”, en el que versionan sus clásicos favoritos del rock americano. Pero el público tenía ganas de los temas de siempre de Los Secretos, y eso se notaba en el entusiasmo con el que recibían “Colgado” o ” Y no amanece”. Tras pasear por la desolada “Calle del olvido” Álvaro contó la anécdota del siguiente tema, una canción que comenzaron a escribir junto a Joaquín Sabina, pero por la mitad cada uno la terminó por su cuenta dando lugar, en el caso de Los Secretos, a la gran “Ojos de gata” llenando la sala de una total melancolía. Llegó el turno a uno de los temas más queridos por el público y que, según comentó Álvaro, estuvo incluso a punto de no ser publicada, se trata de “A tu lado”, con los geniales punteos de Ramón Arroyo, uno de los culpables del característico sonido “secretos”.

El concierto comenzaba a subir en intensidad gracias a los grandes clásicos del grupo, pero no desentonó en medio el último single “Ponte en la fila”, versión del tema de Ron Sexsmith “Get in line”. Uno de los momentos emotivos llegó cuando recordaron al recientemente fallecido Manolo Tena, ‘Duele mucho ver a gente querida que se va’ dijo Álvaro antes de arrancar con el tema “Frío” de Alarma, grupo de los comienzos de Manolo Tena. Después de recordarnos la triste historia de una “Buena chica” se despidieron del público con una coreada “Ojos de pérdida”, con la que el público de más edad recordó sus tiempos de juventud. Tras breves instantes retornaron al escenario con “Agárrate a mi María”, “Otra tarde” y, uno de los himnos de la música pop española, el clásico “Déjame” con la que abandonaron de nuevo el escenario.

Pero el público no quería dejar ir al grupo y ante la insistencia volvieron con “Quiero beber hasta perder el control” y uno de sus temas más antiguos, ” Sobre un vidrio mojado” con la que pusieron punto y final a una noche llena de recuerdos y nostalgia con uno de los grupos más queridos de la música española.