Compartir
concierto de Leiva en Santiago 2016

Leiva regresó a Santiago para presentar su nuevo disco “Monstruos”, y lo hizo ante un abarrotado Palacio de los Congresos que ya hacía semanas que colgara el cartel de “no hay entradas”. Una fuerte ovación recibió a los músicos que poco a poco fueron tomando posiciones, ovación que creció en intensidad al parecer la larga y desgarbada figura de Leiva con su típico look hippie. Al igual que en el nuevo álbum, comenzó el concierto con “El último incendio”, continuando con “La lluvia en los zapatos” tema también incluido en “Monstruos”. Acompañado de nuevo por su E Street Band particular, la Leiband, formada por su hermano Juancho a la guitarra, César Pop al teclado, Tuli y Gato Charro a los vientos, Manolo Mejías al bajo, José Bruno a la batería y Miguel Romero a la percusión, todo un lujo de músicos que ponen su arte al servicio de Leiva.

Unos riffs stonianos anuncian la llegada de “Animales”, tema de su antiguo grupo Pereza, para continuar presentando los nuevos temas como una coreada “Guerra mundial”, con Tuli y Gato bromeando con sus divertidos pases de baile. En este momento Leiva quiso agradecer al público el hecho de pagar una entrada en estos tiempo duros y aprovechó para dedicar unas palabras al reciente presidente electo de los Estados Unidos, ‘cuando escribí el disco “Monstruos” nunca pensé que habría monstruos como el puto chalado ese de los Estados Unidos‘. Tras continuar con “Cerca” llegó el medio tiempo “Palomas”, que curiosamente sirvió para levantar a todo el público de sus asientos hasta ya el final del concierto. Siguió echando la vista atrás con “Windsor” del último álbum de Pereza para continuar con una aclamada “Eme”, de su primer disco en solitario.

No cabe duda que Leiva es un maestro creando auténticas melodías, con unos temas que entran a la primera y que en directo ganan en intensidad como en “Breaking bad”, tema del que dijo ser el primero en componer para “Monstruos”. Con “Miedo” llegó uno de los momentos de la noche llenando de ritmo un Palacio que no paraba de bailar. Los acordes de la acústica de Leiva anunciaban un íntimo “Vis a Vis” a solas con su público, creando un momento muy emotivo de complicidad entre el cantante y su gente. Su hermano Juancho también se puso a la acústica para el tema “Mostruos” al que siguió “Electricidad”, con su intenso y épico estribillo, y “Como lo tienes tú” cantada hasta la extenuación por el público y poniendo de manifiesto la gran huella que dejó Pereza en el pop rock nacional. Llegó el turno de la pegadiza “Sincericidio” con su ritmo western y una “Mirada perdida” que arrasó como un huracán con toda la banda saltando por el escenario, incluido César Pop que abandonó los teclado para unirse a la fiesta.

Tras retirarse unos minutos vuelven a escena con la rockera “Tu medicina”, incluyendo en medio un fragmento de “Estrella polar”, continuando con el hit single “Terriblemente cruel”. Para despedirse Leiva pidió al público por unos minutos ‘vivir una canción en tiempo real, sin móviles por medio‘, ‘vamos a divertirnos como hacíamos hace años’ dijo arrancándose con “Lady Madrid”, resultando espectacular ver a 1600 personas, sin ninguna luz de móvil en medio, cantando y saltando al ritmo del tema. Y de este modo llegamos al final del concierto con el público brindando una gran ovación a los músicos que, entre besos y abrazos, bailaban al sensual ritmo del “Hot legs” de Rod Stewart.