Compartir

LEIVA en solitario sigue arrastrando el estigma que también persiguió a su antiguo grupo PEREZA,el gustar al público adolescente.Ciertos “talibanes”del rock no aceptan su éxito de masas y éste hecho lo aparta de la escena rockera de la que proviene y de la que nunca renegó a pesar del éxito.Etiquetas aparte,Leiva demostró con este concierto que puede gustar a todo tipo de público y que su música,de indudable calidad, bebe de fuentes clásicas como los Stones,los Byrds o sus adorados Beatles.

leiva8

Flanqueado por una gran banda,por calidad y número de miembros(7 en total),arrancó LEIVA el concierto con el tema “Los Cantantes”.A pesar de ser en un auditorio con asientos,a las pocas canciones todo el público se levantó para disfrutar del concierto en pie hasta el final.

Poco tardó en aparecer la primer canción de su antiguo grupo PEREZA y fue con el rockero tema “Animales”que puso todo el auditorio patas arriba.Continuó con temas de su último disco “Pólvora”,como “Cerca” y medios tiempos en los que LEIVA se mueve con facilidad como “Palomas” y “Afuera en la ciudad”,intercalados con temas de su primer álbum en solitario.

Hubo buenos momentos como la interpretación de los temas de PEREZA “Windsor” y “Por mi tripa”,además de la bonita interpretación de Leiva a solas con el pianista César Pop del tema “Pólvora”.

leiva_oAntes de retirarse del escenario con una potente versión de “Mirada Perdida” en la que los miembros de la Leiband convirtieron el escenario en una auténtica fiesta,presentaron el nuevo tema “Sixteen”,un rock´n´roll clásico y vacilón de la vieja escuela.

Para los bises apareció LEIVA en solitario con su guitarra acústica para interpretar en solitario una emocionante versión de “Vis a vis” con un silencio total entre el público que hasta permitía escuchar el rasgar de las cuerdas de la guitarra.Sin duda uno de los momentos de la noche.

Después sonó el stoniano y macarra “Superhermanas” de Pereza seguido de su éxitoso “Terriblemente Cruel”.

Para finalizar el concierto LEIVA pidió al público que disfrutaran de esta última canción como se hacía en los viejos tiempos,viviendo el presente y sin móviles grabando el concierto.El público hizo caso y disfrutó del mítico “Lady Madrid” que puso punto y final a un gran concierto.

Lo dicho,olvidando las etiquetas y debates infértiles de quién es más duro o más auténtico,es innegable que LEIVA tiene una gran facilidad para hacer canciones redondas,con unas melodías que entran a la primera y pudiendo gustar a un amplio abanico de público sin ningún problema.

 

Dejar una respuesta