Compartir
conciertos en Santiago

El jueves 19 de octubre el genial violinista Ara Malikian ofrecía su tercer concierto en su extensa gira gallega en la que consiguió el ‘Sold Out’ en las seis ciudades que visita. Ante un abarrotado Palacio de Congresos, hacían aparición la banda junto a la figura de Ara Malikian, con su look más cercano a una estrella del rock que a un violinista. Y es que Ara no es un violinista clásico al uso, y eso ya lo demostró iniciando el concierto con la versión del “Voodoo Child” de Jimi Hendrix, que fusionó con el “Requiem” de Mozart.

 

Y así con este comienzo se puede definir lo que es el universo de Ara Malikian, un auténtico viaje de experiencias en el que lo clásico y barroco se junta con el rock y la música tradicional, y es inngegable que la capacidad que tiene el músico para acercar a su música a todo tipo de público. Como anunció Ara este concierto se centra en la historia del violín, presentando su último disco “The Incredible Story of Violín”. Así dedicó su nuevo tema “Kach Nazar” a su abuelo de quien obtuvo su pasión por el instrumento, siguiendo con temas nuevos como “Con mucha nata” o “Broken eggs”.

 

No hay que dejar de lado la faceta humorística del músico Libanés, que como ya es habitual produjo las carcajadas del público en numerosas ocasiones con sus divertidos y locos monólogos. Tras interpretar el clásico de Paganini “La Campanella”, dedicó su “Danza del Percebe” a dicho molusco, tras contar una curiosa y desternillante historia sobre la vida del percebe. Presentó a su banda formada por unos grandes músicos al violín, viola, guitarra, chelo, contrabajo, batería y percusión realizando el “Life on mars” de David Bowie. Después de otro tema de cosecha propia, regresó de nuevo al rock con una épica versión del clásico “Kashmir” de Led Zeppelin.

 

Continuó con canciones populares como el “Misirlou” incluida en la BSO de la película “Pulp Fiction”, con Ara imitando los movimientos de Travolta, interpretando después el “Vals de Kairo”, tema que compuso para su hijo cuando todavía estaba en la barriga de su madre. También dedicó un tema al instrumento principal de su vida, el violín, con “Requiem por un loco”. Para finalizar este impresionante viaje musical de casi tres horas de duración sonó el clásico “Aria” de Bach, con Ara Malikian interpretándolo mientras se paseaba entre el público con su violín acariciando nuestros oídos. Todo un músico único, inigualable, divertido y con un punto de locura, capaz de hacer transmitir a todo el público su pasión por el violín.

VER GALERÍA FOTOGRÁFICA: