Compartir
conciertos Coruña

Por cuarta vez Alejandro Sanz colgó el cartel de no hay entradas en su visita al Coliseum de A Coruña.Había expectación por ver al artista,que presentaba su nuevo disco “Sirope”,y se notaba desde horas antes del inicio del concierto por las largas colas que se formaron para intentar coger el mejor sitio.

A la hora prevista de inicio del concierto se apagaron las luces,y en las dos grandes pantallas que había a cada lado del escenario se proyectó un vídeo de Greenpeace en el que colabora el propio Alejandro para ayudar a evitar el deshielo del Ártico.Una cuenta atrás apareció en la pantalla con todo el público gritando los últimos segundos, tras la cual entró en escena la numerosa banda entonando una intro al ritmo del grito de ‘Sirope’,haciendo su aparición estelar un Alejandro Sanz aclamadísimo por el público que abarrotaba el Coliseum.

Comenzó el concierto con el tema del ultimo disco “El silencio de los cuervos”coreadísima por el público a pesar de ser un tema nuevo.

Impresionante puesta en escena con un espectacular escenario comandado por una especie de diamante gigante de luz que cambiaba de forma y color según los temas.El fondo del escenario estaba cubierto por una gran pantalla que ambientaba cada tema con diversas imágenes y vídeos multimedia creando un espectáculo visual muy atractivo,aparte de las dos pantallas gigantes a cada lado del escenario.

conciertos Coruña

Continuó Alejandro con los temas nuevos “A mi no me importa” y “No madura el coco”,canción protesta contra el régimen venezolano de Maduro,ambientada en las pantallas con cadenas representando la represión del pueblo venezolano.

Tras este tema llegó un aclamado “Desde cuando”perteneciente a su anterior disco.Alejandro tuvo el bonito detalle de colocar sobre el piano una enorme bandera de Galicia que le tiraron del público,permaneciendo allí durante todo el concierto.

Una gran banda acompañaba al cantante,compuesta por 9 miembros entre los que incluía una sección de viento(que también hacía labores de coro)que dotaba de un sonido funk y soul,cercano al estilo hacia el que se orienta el nuevo disco.

Una bonita intro a piano y violonchelo introdujo el tema “No me compares” seguida de una coreada “La música no se toca”.
En este momento llegó un medley compuesto por tres de los temas más conocidos del cantante “Amiga mía”,”Mi soledad y yo”, “Y si fuera ella”,en los que en cada canción acompañaba a la voz uno de los miembros del coro creando un duelo de voces muy emotivo.

Llegó la hora del tema más mediático de Alejandro, “Corazón partío”que convirtió el recinto en una verdadera fiesta flamenca.
Alejandro se mostró en todo momento muy agradecido a su público,bromeando sobre su poco estilo al baile.A continuación se vivió un intenso momento con el tema “Looking for paradise”con la corista Sara Devine haciendo las labores vocales que realizaba Alicia Keys en el tema original,con una espectacular y cálida voz llena de soul.
El tema “No es lo mismo” sirvió para presentar a la banda que se explayó en el final del tema despidiéndose del público para continuar con los bises.

Después de breves instantes hizo aparición un Alejandro Sanz sentado al piano para interpretar una emotiva “Lo ves”con todo el público acompañando la voz de Alejando, convirtiendo el momento en uno de los mejores de la noche.
Tras este tema Bob Esponja hizo aparición en las pantallas del escenario anunciando el tema “Capitán Tapón” que el cantante dedica a su hijo.

Se acercaba el momento del final tocando su nuevo single “A que no me dejas” interpretado con mucho sentimiento,para finalizar con una enérgica y bailable “Viviendo deprisa” seguida de una sorprendente versión dance del tema “Pisando fuerte”con toda la banda saltando por el escenario poniendo colofón a dos horas de concierto que dejó un dulce sabor a sirope en la boca de todos los asistentes.

 

Dejar una respuesta